LA LLAVE

LA LLAVE DE ABRAHAM

Bendeciré a los que te bendigan, y al que te maldiga, maldeciré. Y en ti serán benditas todas las familias de la tierra. Génesis 12:3 En este versículo Yahveh nos habla de bendición y maldición. La palabra bendición nos habla […]

viaje a israel

ISRAEL TIERRA SAGRADA DE REVELACION PROFETICA

Anímate a tener un encuentro personal con Elohim nuestro Di_s en su ciudad escogida JERUSALÉN y en toda la Tierra Santa. Cada persona, familia y congregación debe darse la oportunidad de conocer, los lugares que recorrió nuestro Mesías Yeshua (verdadero […]

 

La ley del bumerán

bumeran

15 Miren que nadie pague mal por mal, por el contrario siempre traten de hacer el bien unos a otros, y a todos (Apóstol  / Rabbi  Pablo – 1 Ts 5:15)

Este es un principio de vida para todo el mundo, para vivirlo a diario en medio de un mundo donde es mas fácil devolver mal por mal, que hace el bien.

Cuando vayamos a devolver mal por mal, no olvidemos que existe la ley del bumerán.

El bumerán  es un arma que al no impactar en el objetivo, regresa a su punto de origen, ella va y vuelve, de la misma forma pasa al que devuelve mal por mal a otra persona, el mal que hace, le regresará a su vida algún día.

Miremos cómo funciona esta ley:

La persona a quien le hicieron mal,  lanza el bumerán, también le hace mal al otro, ejemplo:

lo humilla con palabras, le grita, le pega, lo engaña, es infiel, lo roba, lo acusa, lo menosprecia, habla mal del otro, lo juzga, se burla, etc)  y ese mismo mal que “lanzó” le regresará algún día, y hasta con más fuerza, porque todo lo que sembramos cosecharemos.

Cuando nos hagan mal, no reaccionemos inmediatamente, tomemos aire, seamos prudente en ese momento, pensemos inteligentemente, y no caigamos en la red de la discordia, de la ira, de la gritería  Dejemos que los ánimos se apaguen y después busquemos un momento para hablar, “si es posible” con el ofensor y aclaremos las cosas, pero si no es posible,  oremos al Padre por esa persona, perdonemos lo que hizo y bendigásmosla, cómo?

Hable bien de ella, piense bien de ella, reconozca sus cualidades en vez de sus defectos, déle honra, felicite sus éxitos, todos tenemos más cosas lindas en nuestras vidas que malas, y cuando tengamos oportunidad de hacerle bien, actuemos y mostremosle nuestro aprecio.

 

 

Pastor Ricardo Chaparro